23 de mayo de 2008

La música de los Dioses (parte I)

Cuando el hombre crea algo tan maravilloso como el Concierto de Aranjuez del maestro Rodrigo, a uno le da por pensar que clase de genio hace falta para permitir elevarnos a los simples mortales entre nubes, hacernos pasar de un estado de tristeza absoluta a la esperanza, despedazar los sentimientos y llevarnos a un estado de tremenda inquietud...



... todo en una pieza musical que es mas que música, es belleza en estado puro, aire, olores de jazmín y hierbabuena, el calor del sur, el amor, el desencuentro y la locura. Todo.

Para los que como yo se han introducido de manera tardía en el mundo de la guitarra clásica y para los que también como yo, no disponen del mas mínimo talento, resulta del todo incomprensible como alguien puede manejarse de manera tan soberbia, con 10 cuerdas !!!, no tengo palabras para describir la absoluta admiración que siento por Narciso Yepes, ese tipo de admiración que se siente por los hombres que hacen cosas increíbles, esas que sólo pueden imaginarse. Probablemente, fue y será el único hombre en el mundo capaz de realizar una interpretación así.

Espero que la disfrutéis.

20 de mayo de 2008

Hoy es mi cumple.

Cada vez queda menos para el final, que queréis que os diga, hoy lo veo así y de forma mas natural de lo que quisiera. Siempre he pensado que no hay que tener demasiado apego por las cosas que te vienen sin decidirlas tu mismo y así creo que es la vida. No, no soy un suicida, ni negaré que me gustan los placeres que me brinda la existencia, pero no puedo quitarme esa extraña sensación de estar aquí sólo de paso, de que el azar tiró miles de millones de dados y salió mi combinación, que le vamos a hacer... Aún así, gracias Albedrío. Y gracias también a esas pocas personas que me dan los momentos de calidad y me hacen cuestionar mi poca fe en la humanidad.

No hay que darse mas importancia de la que realmente uno tiene, que es prácticamente cero si lo miramos con un poco de perspectiva aunque yo, al igual que todos, soy mas importante para los que me quieren que para mi mismo, con lo que la razón de mi existencia no está en mi sino en quienes me rodean (mi, mi, mi, mi mi, ... pedazo de egocéntrico !!!). Creo que seríamos mejores personas siendo conscientes de esto en todo momento : son los que nos quieren quienes dan la medida de nuestra importancia.

Felicidades Sr. Magnusson. Y que nadie se confunda, soy feliz.

13 de mayo de 2008

Los Faros.






Podéis seguir los links a la Wikipedia para conocer un poco mas acerca de los personajes.




Gabriel García Márquez : con él aprendí a leer por el puro placer de leer, que no importa ni la trama, ni la historia, ni siquiera los personajes ya que todo se ha fundido en niveles sólo alcanzables por los genios para darnos literatura pura. Una vida dura hecha a base de tener claro lo que se quiere ser. Nunca a nadie se le quedó tan pequeño el Premio Nobel. Mis mas sinceras gracias por descubrirme que la realidad no está reñida con lo mágico. Uno de los pilares de la literatura moderna. No he podido resistirme a poner a su paisana Shakira en la foto.





Michael Jordan : si pudiera elegir una vida de estrella, no tendría ninguna duda. El único deportista de la historia que ha llegado al máximo nivel alcanzable en su deporte. Insuperable tanto a nivel técnico como estético. Ganador.






Carlos Llamas : "el perdiodista". Socarrón irónico aunque siempre dialogante, pasé tantas horas escuchándole que lo consideraba mi amigo. Ejemplo de TOLERANCIA, así, con mayúsculas. No se lo va a recordar como se debiera, sólo lo haremos los que pasamos tantos años con él en una HORA 25 que nunca volverá a ser la misma.





Manuel Marín : Probablemente el mejor "apolítico" de España, porque son esta clase de políticos los que no tienen lugar porque no tienen ego, porque valoran cada decisión que toman y son conscientes de que nunca se representan a ellos mismos, que son garantes y simples transmisores de sus votantes. Como todos los buenos políticos, se va porque está hasta los cojones.

Cuando os encontréis perdidos y en medio de un mar de dudas, siempre encontaréis una luz de conducta recta y conciencia intachable. Buscad los faros.

7 de mayo de 2008

Sin tiempo para pagar la culpa.

Con su lengua reseca e hinchada por la sed trataba de llegar a una de las múltiples pústulas que le estaban saliendo alrededor de la boca, los últimos días habían sido mas duros que de costumbre. Las manos fuertemente atadas a los reposa brazos de la silla con rudas cuerdas de cáñamo que eran mojadas conciencuda y metódicamente dos veces al día con el fin de retensar los nudos dejándole prácticamente empapado de cintura para abajo e insensibles las manos. Había perdido ya la noción del tiempo que llevaba en aquella especie de cobertizo, pero a sus 73 años y tras una vida cómoda y lujuriosa, era consciente de que iba a pagar por sus horrores.




No le había visto todavía la cara a su captor, debido a la penumbra que siempre reinaba en la estancia y que sólo le permitía distinguir entre la noche y el día gracias a la luz que se filtraba por varias zonas a través del destartalado techo en forma de rayos celestiales, haciendo brillar millones de partículas de polvo y restos de heno. De todas formas tenía los ojos tan llenos de hematomas que prácticamente no podía abrirlos, con lo que muchos días quedaron descontados de su diario mental, simplemente por no poder abrirlos de puro dolor y no saber si era de noche o de día.


Josef pensó que con su edad ya sólo le quedaba disfrutar de su vejez, bien ganada a su parecer, y esperar a la parca meciéndose tranquilamente en el porche de su casa viendo pasar a la gente y dando las últimas consignas a su hijo que hacía ya años se había puesto al frente del negocio familiar.

Las palizas se sucedían a razón de dos diarias en forma de rutina que le iban dejando completamente insensibles diversas partes de su cuerpo, insensibilidad que iba recuperando dolorosamente a medida que su torturador se centraba en otras parte de su cuerpo. Simplemente al recordar se le erizaba la piel cuando en su primer día en ese infierno, atado a la descalabrada silla, le quitó los zapatos y dispuso los pies sobre el suelo helado, no le tapo los ojos, así pudo ver como una vez tras otra iba subiendo y bajando un oxidado martillo de herrero destrozándole todas y cada una de las falanges de pie izquierdo, el derecho lo dejó para la tarde. Estaba seguro de que ya no podría volver a tenerse en pie, sobre todo después de machacarle las rodillas con la misma herramienta.

Golpes, golpes y mas golpes, crujido de huesos y dolor, mas dolor. Salvajadas para purgar una vida salvaje, día tras día intentando resarcir el daño sufrido. A los 73 años, pensó, no queda ya mucho tiempo para pagar culpas, pero puede compensarse de otras maneras. Como con la cantidad justa de agua y alimentos para mantenerlo con vida, embutidos a la fuerza, ya que en esas condiciones no se tienen muchas ganas de continuar viviendo. Pero tiene que continuar con vida y consciente todo el tiempo posible, porque no queda tiempo, porque con 73 años tiene que sufrir en su carne todo el dolor que ha provocado, y vaya si lo sufre.

Otro día mas, o eso cree, en sus miserables condiciones y en un estado de semi inconsciencia intenta adivinar quien puede ser su torturador, repasa caras mentalmente, gestos, situaciones pero no logra adivinar quien de entre todos los niños de los que abusó puede estar haciéndole eso. No hay atisbo de culpa en sus razonamientos, ve pasar las caras como quien ve pasar el agua, pero ignora que no es eso lo que busca su captor. Él sólo quiere venganza.

Otro día mas, siente como fuego las puntas de los dedos, y donde antes habían estado las uñas sólo atina a ver con una mirada entelada sucios muñones producto del día anterior, y del trabajo certero de su captor con unas tenazas, había perdido mucha sangre.

Otro día mas, no queda tiempo.

4 de mayo de 2008

El post Interminable. Crítica literaria.

Inauguro este post de crítica literaria, queda abierto para recibir en cualquier momento vuestros comentarios sobre lo que estéis leyendo. Sin fecha de caducidad y por saber en que andáis ...

Volved aquí cuando queráis, se agradecerán, por otra parte, recomendaciones y notas (del 1 al 10) que puedan orientarnos a todos.