16 de noviembre de 2007

Falsa fe (parte I)

Me levanto con el sol y como no puedo permitirme la leña para calentarme ya que los bosques son de mi señor y no tengo derecho a cortarla, estoy completamente aterido por el frío. Duermo con cinco siervos mas en el establo, junto con las mulas de labranza, como estamos en época de cosecha siguen completamente dormidas debido al agotamiento al igual que mis compañeros.



Siempre suelo despertarme antes que todos pero no me atrevo a moverme por no notar el contacto áspero de los sacos que utilizamos a modo de mantas. Nada que ver con el nórdico de plumas naturales que utilizo ahora, suavecito ..., calentito...

Y es que la vida era sufrimiento, y no valía nada, no había tiempo de lamentos, el muerto al hoyo, y el vivo ..., bueno, el vivo temeroso de dios esperando el paraíso, que íbamos a hacer !!! Ahora lo veo todo mas claro, y me doy cuenta de que en esos tiempos oscuros y de falsa fe era lo único a lo que agarrarse.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola soy nuevo en esto pero no entiendo el talante que le das al Blog, si luego le pones a Hommer i a Cruz y Raya que son unos payasos.
Te felicito por el Blog, pero acepta mis crítcas

Magnusson dijo...

Desde que llegué me han parecido de lo mas ácidos e inteligentes.

Si no entiendes el talante ..., pregúntale a Zapatero, nooo!! es broma !! sigue atento al blog y seguro que le pillas el tranquillo.